CUMPLIMOS ESTRICTAMENTE CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE PARA GARANTIZAR LA OPTIMA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE SU HOGAR Y ESPACIO DE TRABAJO.

T. +93 116 26 93   –   M. +34 663 96 99 00

6 octubre, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Cuidado de enfermos | Maid in Barcelona

En el post de hoy vamos a hablar sobre el cuidado de enfermos y cómo escoger un profesional idóneo con lo que estáis necesitando.

 

¿Por qué debería contratar un cuidador?

 

En una época donde las sociedades están envejeciendo por una esperanza de vida que se alarga, el cuidado de enfermos a domicilio, así como el cuidado de adultos mayores, es una profesión altamente demandada. Por ello es importante, si estáis en la búsqueda de alguien que os ayude con un familiar o un ser querido, dar con la persona correcta.

En este post vamos a darte algunas recomendaciones para que consideres en tu proceso de entrevistas. Esperamos que te sean útiles, y recuerda que siempre puedes contar con los servicios de Maid In Barcelona, una agencia que cuenta con excelentes profesionales en el cuidado de enfermos a domicilio en Barcelona.

 

Características que debes buscar en un profesional de cuidado de enfermos

 

Hemos recopilado esta lista de virtudes y valores que todo profesional que se acerque a nuestros seres queridos en enfermedad debe tener. Todas son igual de importantes, te aconsejamos que no resignes ninguna y que te tomes el tiempo de entrevistar y conocer a los postulantes hasta dar en el clavo. ¡Ten en cuenta que lo hemos aprendido con muchos años de trayectoria!

  1. Experiencia profesional y conocimiento técnico. La persona que cuide a nuestros enfermos debe tener conocimientos de medicina. No es necesario que sepa lo que un doctor o un enfermero, pero sí debe tener criterios científicos que le ayuden a resolver situaciones que puedan surgir. El cuidado de enfermos requiere tener los conocimientos y la experiencia necesaria para poder realizar la tarea correctamente.
  2. Que sea cuidadoso del aspecto psicológico y emocional del paciente. Los conocimientos técnicos son sólo un parte de lo requerido. El cuidador de enfermos debe además saber manejar situaciones de estrés o depresión del paciente. Una persona enferma es alguien que está pasándolo mal, por lo que necesita la asistencia de alguien que lo ayude a enfrentar la adversidad con buena cara y ver la vida desde otra perspectiva.
  3. Compromiso con el paciente y su salud. Un cuidador de enfermos a domicilio no puede terminar su horario e irse como si nada. Es decir, no estamos diciendo que viva para el paciente, las cosas deben estar claras y debe haber un límite sobre la vida del cuidador, especialmente para evitar cuidadosamente el peligroso síndrome del cuidador. Lo que queremos decir es que debe ser una persona que se comprometa con la vida y salud del ser humano al que está cuidando, más allá de que sea su trabajo y reciba una paga por ello.
  4. Que sea paciente. Los enfermos y las personas con dolores físicos suelen tener mal genio y reaccionar groseramente, incluso de manera repentina, cuando nada ha pasado. El cuidador debe ser una persona paciente en tolerar esas cosas y seguir actuando con profesionalismo.
  5. Que tenga empatía con el paciente. Esto se relaciona con lo anterior, en cuanto a que un cuidador debe entender lo que está viviendo la otra persona. Debe adaptarse a ello, ser flexible, no exigente. Por ejemplo, cuando se tarde mucho tiempo para bañarlo o cuando tenga contestaciones con malos modales.
  6. Que tenga buenos modos. Por otra parte, es muy importante que el cuidador de enfermos sea una persona de buenos modales. Puede tener mucho conocimiento de medicina, puede ser muy trabajador, pero si no habla con delicadeza, si no transmite cariño y afecto en su comunicación verbal y no verbal; es decir, si es tosco, es muy probable que el paciente tarde o temprano no se sienta a gusto y la cosa no funcione, para perjuicio principalmente de la salud del paciente.
  7. Que sea franco. Mas allá de la empatía, el afecto y el cariño, un cuidador de enfermos profesional debe decir las malas noticias. Debe saber confrontar al paciente si es necesario, tanto como a la familia informarle lo que está pasando con el paciente eventualmente si no quiere tomar medicaciones o cuestiones por el estilo.

 

Contratar a un profesional de cuidado de enfermos es una tarea difícil, estresante muchas veces, pero que requiere de nosotros un esfuerzo a conciencia.

 

El cuidador será alguien que pase muchas horas diarias con nuestro ser querido, por lo que debemos asegurarnos de que es alguien idóneo y competente.

Contratar un servicio de cuidado de enfermos a domicilio es una sabia decisión que libera al familiar y ayuda muchas veces a restablecer o mejorar la relación entre éste y el enfermo. Piénsalo, ¡y recuerda que en Maid in Barcelona estamos disponibles para tus dudas o consultas!