CUMPLIMOS ESTRICTAMENTE CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE PARA GARANTIZAR LA OPTIMA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE SU HOGAR Y ESPACIO DE TRABAJO.

T. +93 116 26 93   –   M. +34 663 96 99 00

10 agosto, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Alimentación infantil | Maid in Barcelona

Una alimentación infantil saludable es crítica para que nuestros niños crezcan sanos, fuertes y felices. Los primeros años son la clave del desarrollo físico e intelectual en la vida del nuevo ser, como lo son los cimientos para la construcción de un edificio. Continúa leyendo nuestro blog, hoy os daremos algunos consejos para que tus niños crezcan plenamente.

 

Beneficios de una alimentación infantil saludable

Una balanceada y nutritiva alimentación del niño durante los primeros años de vida le ayudará a tener mejor desarrollo físico, intelectual, social y emocional. Está comprobado que aquellos infantes que han tenido una alimentación completa y acorde a la etapa de vida que estuvieron transitando tienen mejores rendimientos escolares, así como mejores relaciones interpersonales.

Por otra parte, en los riesgos de no proveer esta alimentación infantil correcta, tristemente el 45% de las defunciones en el mundo de bebés se produce por desnutrición o malnutrición. Si bien suelen ser casos extremos surgidos en situaciones de suma pobreza, en las sociedades tal vez más desarrolladas como la nuestra, la malnutrición se manifiesta en forma de una mala alimentación, consumiendo a menudo comida chatarra, comidas rápidas o alimentos de riesgo para niños.

En este post os ayudaremos a conocer algunas recomendaciones de los expertos que nos ayudarán a darle la mejor alimentación posible a nuestros hijos.

 

1) Para empezar, lactancia materna: el mejor alimento inventado jamás para nuestro bebé

Siempre que sea posible, la lactancia materna es lo mejor que puedes ofrecerle a tu recién nacido. La leche materna lo protegerá frente a enfermedades y le aportará los nutrientes exactos que necesita en cada etapa de crecimiento. La naturaleza es sabia: le leche de la madre también le ayuda al peque a prevenir la obesidad infantil, regulando el peso del bebé. Por otra parte, el ejercicio de succionar el pecho de la mamá desarrolla en el niño hábitos y músculos útiles luego masticar e introducir los alimentos sólidos.

 

2) Alimentos sólidos a partir de los seis meses

Darle alimentos sólidos antes de los seis meses no es bueno para el bebé, debido a que su sistema digestivo no está preparado para procesar aún ciertos alimentos. Por eso, los expertos recomiendan que la introducción de la alimentación complementaria comienza a partir de los seis meses.

Las necesidades de energía y nutrientes del lactante a partir del sexto mes en general suelen empezar a ser superiores a las que puede aportar la leche materna, por lo que se hace necesaria la introducción de lo que se denomina “alimentación complementaria”. Aquí el niño estará suficientemente desarrollado para recibir otros alimentos.

Aun así, en la alimentación infantil es importante en lo posible continuar la lactancia materna a demanda, con tomas frecuentes, en algunos casos hasta los dos años o más.

 

3) Niños de entre 2 y 5 años

Siempre debemos procurar ofrecer una alimentación que responda a las necesidades del niño. Estas van variando con la edad y el contexto. Frente a un peque de 2 a 5 años los concejos que damos son:

  • Mantener la higiene y manipular los alimentos cuidadosamente.
  • Aumentar gradualmente las cantidades de alimentos en la medida que el niño va creciendo.
  • Aumentar gradualmente la variedad de los alimentos.
  • Ofrecer alimentos ricos en nutrientes.
  • Utilizar suplementos de vitaminas y minerales si fuera necesario.

 

4) Diversidad, pero no cantidad

Una buena nutrición como base de la alimentación infantil y la práctica de ejercicio físico por parte del niño son la primera línea de defensa contra numerosas enfermedades que pueden dejar huellas en los peques de por vida.

En este sentido, la ingesta de nutrientes es distinta en función de las distintas etapas de su evolución. A partir de los cinco años nuestro peque puede comer prácticamente como un adulto en cuanto a la diversidad de alimentos. Pero cuidado; no debería comer como un adulto en cuanto a cantidad. Los especialistas en nutrición aconsejan una dieta balanceada pero menores cantidades que las nuestras.

 

5) Consejos finales para mejorar la alimentación infantil de nuestros peques

Por último, a partir de los 5 años, tu niño como decíamos en el punto anterior puede comer tan variado como tú. Por ello, aquí van algunas recomendaciones para balancear la dieta y estimularle a construir buenos hábitos alimenticios desde niño.

  • Frutas y verduras a diario. Preferentemente de temporada, terminará por acostumbrarse y te lo pedirá.
  • El consumo de calcio a través de los lácteos es súper favorable al crecimiento sano de los huesos del niño.
  • Diversifica: pon a la mesa las medidas justas en lo posible de carnes rojas, pescado, frutas, pastas. Busca el balanceo.
  • Mucha agua. Si se acostumbra a beber agua por sobre otras bebidas, será un gran beneficio para él.

 

Hazlo por ti, ellos te seguirán

Como conclusión, y como concepto general: predica con el ejemplo. Es el mejor consejo que podemos darte. Como en todas las cosas, lo que tu hijo te vea hacer lo imitará. Cuida tu alimentación, y el querrá cuidar la suya.

Hemos llegado al fin de esta entrada; esperamos que os haya gustado y sido útil para alcanzar una mejor alimentación infantil. Seguramente volveremos sobre el tema porque realmente es algo muy importante en la vida de nuestros niños, ¡y hay mucho para hablar!

Os dejamos hasta la próxima, y ¡ya sabéis que en Maid in Barcelona estamos a vuestra disposición por cualquier consulta sobre el cuidado de niños!