Cuando llega un nuevo integrante a la familia, el nacimiento de un nieto, toda la familia debe re-acomodarse a esta situación, hijos, padres, tios y obviamente abuelos. La nueva demanda del recién llegado suele acaparar más a los papás y esta demanda puede ser una generadora de conflictos nuevos.

A medida que los hijos crecen y van teniendo a los propios, los abuelos suelen sentir que su posición en la familia va disminuyendo. Por más felices que se pongan ante la llegada de sus nietos, también es el inicio de una merma en la comunicación con los hijos propios ya que ellos se han convertido en padres. Es hora de que los hijos toman otro tipo de responsabilidades.

Todos queremos acomodarnos y llevarnos bien en la medida de lo posible. Pero a veces es una lucha. Analizando este tipo de situaciones, nos damos cuenta cómo es posible que las tensiones surjan incluso en los círculos familiares más unidos.

Los abuelos van a comenzar a sentir que ya no están más a cargo de determinadas cosas y que se alejan del centro de la escena familiar

Nosotros como hijos tenemos que darnos cuenta de esto y hacerles ver que nunca van a dejar de ser padres o madres puesto que esto será asi para siempre más allá de la edad que tengan cualquiera de los involucrados.

Aunque ya nuestras responsabilidades son mayores debemos seguir apoyándonos en nuestros padres, ya que más de una vez vamos a tener que recurrir a ellos para un consejo, para que nos escuchen o nos consuelen en momentos difíciles de nuestra vida.

Nuestros padres, son abuelos y también van a ir aprendiendo a serlo y muchas veces van a querer invocar alguna autoridad como lo hacían antes y pueden darnos indicaciones de como criar o no a nuestros hijos, y eso no está mal, para eso están los abuelos para ayudarnos como cuando éramos hijos y para malcriar a sus nietos. Ten paciencia ante esa postura, solo piensa que intentarán hacerse notar un poco más y cuidar de tus hijos como ellos te cuidaron a ti y mucho más aún.

Mantén una relación afectuosa con tus padres-abuelos, ellos siempre van a estar a tu lado y se van a brindar como nunca y por entero cuando tú y tus hijos los necesiten.

Abuelos en familia 01| Maid in Barcelona

No choques con tus padres – abuelos

Aparecerán conflictos que pueden incluir desacuerdos en las maneras de criar a los hijos o en el grado de presencia que tengan los abuelos en la vida de los nietos. Algunos abuelos no tienen mucho respeto por el rol de sus propios hijos como padres. Y en otros casos, los padres piensan que lo normal es que los abuelos tengan que abandonar sus vidas para ocuparse de sus nietos cuando ellos tienen otro compromiso.

Es normal que unos abuelos se sientan celosos de los otros abuelos, es una reacción lógica y comprensible. Quizás los “otros” abuelos vivan al lado de la casa de los nietos, estén más presentes en sus vidas o tengan más dinero para hacerles fabulosos regalos. Lo importante es no fogonear estas diferencias si es que existen.

Lo que debes hacer es tratar de establecer puentes de acercamiento entre todos los miembros de la familia para que no se aprecien estas diferencias.

Los otros abuelos pueden pertenecer a un grupo religioso de creencias muy diferentes a las nuestras. Hasta pueden hablar en distinto idioma. Una vez más, será nuestra responsabilidad asegurar que las relaciones familiares sean armoniosas y sin tensiones innecesarias.

Abuelos en familia 02| Maid in Barcelona

Los abuelos son los ejemplos a seguir

Como parte de una generación más vieja, es posible que siempre pongamos a nuestros padre comojemplos. Ello son los poseedores de la tradición y los valores de la familia. Son los que van a iluminar el camino para nuestros hijos, nuestros nietos, y nuestros tataranietos, permitiéndoles que demuestren todo su amor y omprensión en todas las situaciones. Siempre debemos mantener las líneas de comunicación con nuestra familia abiertas. Cuando los problemas se pueden enfrentar apelando al amor, sin ponernos a la defensiva, cuando todas las partes involucradas pueden apreciar cómo se siente estar en el lugar de la otra persona, tenemos muchas más posibilidades de resolverlos felizmente.

Es bueno recordar que, como abuelos, ellos están en una inmejorable posición. Deben recibir amor y atención de esas maravillosas criaturas que son sus nietos ya que no deben sumergirse en los deberes paternales que son nuestra tarea.

Recuerda que tus hijos, como probablemente has tenido la fortuna tú, van a ser acompañantes de valor precioso de los abuelos, debes educar a tus hijos para que los hagan sentir útiles, emocionados y honrados de pasar tiempo con ellos.

A medida que estrechemos los lazos de unión con nuestra familia y con nuestros propios padres-abuelos, podremos regocijarnos con nuestros hijos: sus nietos.

Abuelos en familia 03| Maid in Barcelona