Ancianos felices. Qué es envejecer sino parte del proceso de crecer. Lo que vivimos, aprendemos y experimentamos con las lecciones en el paso del tiempo, seguramente nos van marcando en la vejez. Las cosas buenas de la vida por supuesto que nos benefician, pero las malas son las que pueden llegar a afectarnos la personalidad y crearnos una carga emocional muy difícil de deshacerse en muchos casos.
Estas malas experiencias pueden dejar en nuestros mayores una vida oscura y aburrida, con pérdida del entusiasmo y cansados de vivir. Son abuelos que siempre están serios y no alcanzan a apreciar las cosas divertidas que la vida les puede ofrecer en cada momento.
Desde Maid in Barcelona te proponemos una serie de consejos para hacer la vida de nuestros mayores un poco mejor y más llevadera.

Ancianos felices: ¡La vida es muy corta para estar tristes!

Divertirse y disfrutar de las cosas más pequeñas, puede hacer que los sentimientos de pérdida, dolor y de derrota valgan la pena. Como somos los hijos, y en muchos casos los nietos, quienes debemos velar para que nuestros mayores pasen la última etapa de sus vidas plenamente, no debemos dejar pasar estas cosas y tratar de conseguir ancianos felices.
Desde nuestro blog le apuntamos algunos de los tips que también recordamos tener presente a los cuidadores de mayores que trabajan en Maid in Barcelona y usted puede contratar. Queremos ayudar a que nuestros mayores puedan volver a abrazar la vida y disfrutar de nuevo de todo lo que ella nos puede ofrecer.


cuidado-ancianos-felices-02-maid-in-barcelona

Tips para mantener a nuestros ancianos felices, jóvenes y activos!

1.-Ancianos felices: Abuelos libres

Enseñar a nuestros mayores a que no les importe lo que los demás digan de ellos es fundamental. Es común ver a nuestros padres como mayores o abuelos. Enseñar a ser libres a nuestros mayores es una de las mejores cosas que podemos hacer por ellos, a que se sientan bien tengan la edad que tengan y a aprender a disfrutar de los pequeños momentos que nos da la vida.

cuidado-ancianos-felices-06-maid-in-barcelona

2.- Ancianos felices: Reír es el mejor remedio para el estrés.

Encontrarles situaciones risueñas, reír con ellos o leer cosas divertidas libera no sólo los músculos de la cara sino que saca el estrés de la cabeza y del cuerpo.

cuidado-ancianos-felices-00-maid-in-barcelona

3.- Ancianos felices: Aceptar el cambio

Cuando crecemos naturalmente se nos nota, pero eso es parte del proceso de la vida, por ello no hay que pelear en contra de los cambios, hay que aceptarlos y aprender a convivir con ellos. Cuando se den los momentos hay que hablar con nuestros mayores para ayudarles a ver ésto.

Que no se preocupen ni del pasado ni del futuro. Se trata de vivir la vida con las mínimas preocupaciones, para ello estaremos nosotros, los hijos, tratando de que pasen lo mejor que puedan esta etapa de su vida, ya sea viviendo con nosotros en nuestra casa o en sus casas con ayuda profesional de cuidado de personas mayores.

cuidado-ancianos-felices-05-maid-in-barcelona

4.- Ancianos Felices: las cosas pequeñas es lo que importa

Caminar en el parque, hacer un pic-nic, o simplemente sentarnos a conversar con personas cercanas a nosotros puede hacer la diferencia entre ver a nuestros mayores relajados y ancianos felices. Tenemos que ayudarlos a regresar a lo básico y lo que realmente les hace felices sin el estrés del consumo y las cosas complicadas de la vida.

 

¿Y de ejercicios para mayores, cómo andamos?

Recientes estudios sobre el envejecimiento concluyen que hacerse mayor no significa perder la fuerza y mucho menos la capacidad para realizar tareas cotidianas o cosas que devienen en placer.
Todo lo contrario, una vida sin actividades conduce o puede conducir, a la pérdida de fortalezas y habilidades y por supuesto junto a ello detrimento en la salud.
A raíz de estos estudios se han seleccionado los mejores ejercicios y actividades físicas que un adulto mayor puede realizar con regularidad, para obtener excelentes resultados en su salud general.
Mantener el hábito de estos ejercicios, aseguran, previene y retrasa una variedad de incapacidad y enfermedades asociadas con el envejecimiento.