Los abuelos y una alimentación sana

 
El cuerpo de nuestros abuelos ha cambiado y su alimentación es un punto que debemos prestar mucha atención. Los requerimientos nutricionales no son los mismos para adultos mayores que para la gente más joven ya que los procesos de absorción de nutrientes en nuestros abuelos ha cambiado.

Si bien debemos analizar y tener en cuenta la forma de vida actual de nuestros mayores, sus enfermedades, medicamentos consumidos, sexo, lugar donde viven, etc, podríamos señalar algunos aspectos generales de la nutrición para ellos:

 

  • Beber mucha agua, por lo menos de 6 a 8 vasos por día para evitar posibles deshidrataciones.
  • Consumir lácteos bajos en grasa diariamente y tratar que puedan tener una buena  exposición al sol para su mejor absorción,  cosas que aportarán Vitamina D y calcio.
  • Fibra: consumir cereales integrales, frutas, verduras y legumbres.
  • Vigilar y asegurar el consumo adecuado de calorías para mantener el peso adecuado y la energía necesaria a su actual ritmo de vida.
  • En lo posible evitar el consumo de grasas durante la cocción de las comidas.
  • Planificar correctamente las comidas, un mínimo de 4 comidas diarias bien diagramadas.
  • Consumir las frutas en licuados o zumos.
  • Proveer alimentos de fácil masticación o procesados para evitar daños en la boca o dentadura.
  • Luego de comer, tratar que los abuelos realicen alguna actividad liviana para evitar que se acuesten inmediatamente de comer.
  • Azúcar y sal en cantidades moderadas.
  • Evitar frituras.
  • Proveer de una dieta baja en grasas, evitando carnes con grasa visible, embutidos, quesos y leche entera.

 

Un buen consejo:  Consultar con un nutricionista

Es recomendable recurrir a un profesional para que realice una valoración nutricional cuidadosa del adulto mayor, teniendo en cuenta edad, sexo, residencia, recursos económicos, enfermedades, consumo de remedios, etc. Resulta especialmente beneficioso si la persona tiene alguna enfermedad crónica, ha sido intervenida quirúrgicamente o toma muchos medicamentos.

 

Siempre recuerda que nosotros somos lo que somos gracias a nuestros mayores y cuidarlos en esta etapa de su vida es nuestra linda responsabilidad.

Hasta la próxima!