CUMPLIMOS ESTRICTAMENTE CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE PARA GARANTIZAR LA OPTIMA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE SU HOGAR Y ESPACIO DE TRABAJO.

T. +93 116 26 93   –   M. +34 663 96 99 00

logotipo maid in barcelona

Alimentación en la tercera edad: 6 recomendaciones útiles

22 abril, 2022
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Alimentación en la tercera edad | Maid in Barcelona

La alimentación en la tercera edad es tan importante en la búsqueda del “estar bien” como lo es en cualquier otra fase de la vida. Sin embargo, al igual que en la niñez, posee algunas características particulares que la distinguen.

  • En primer lugar, porque una alimentación en la tercera edad saludable ayuda a prevenir y contrarrestar enfermedades que son propensas a aparecer en este período. Por nombrar algunas son proclives a aparecer en la vejez dificultades cardíacas, arteriales, de hipertensión, digestivas, entre otras.
  • En segundo lugar, porque las mismas características físicas de un ser humano en la tercera edad obligan a pensar nuestra nutrición en esta etapa de un modo especial. ¿Qué queremos decir con esto? Pues, por ejemplo, la pérdida de las piezas dentales naturales tan comunes a partir de los 60 años impide que nuestros abuelos puedan masticar con la misma eficacia que un adulto no mayor.
    En este sentido, también se deterioran los sentidos, como el olfato y el gusto. Esto hace que se pierda interés por la comida o que se haga abuso de ciertas sustancias no saludables para “dar gusto”: el abuso de la sal es un ejemplo clásico.

Semejante contexto que hemos utilizado como introducción nos permite entender por qué la alimentación de la tercera edad debe ser adecuada. En este post de Maid in Barcelona queremos ayudarte con algunos consejos a que puedas dar un salto de calidad en la alimentación de tus abuelos o de adultos mayores que puedas tener a cargo. ¡Te invitamos a que nos acompañes!

Riesgos de una alimentación en la tercera edad no saludable

Antes de pasar a los consejos prácticos, es importante comprender la trascendencia de que nuestros abuelos tengan una buena alimentación en la vejez.

El paso del tiempo provoca cambios en los cuerpos de nuestros ancianos (lo hará en nosotros también, no lo dudes) que afectan su estado nutricional y trastornan sus hábitos alimenticios.

Algunos de esos cambios inexorables en la fisiología del anciano son:

  • El sistema inmunológico pierde eficacia.
  • La capacidad digestiva se vuelve más lenta, por lo tanto, es más dificultosa la absorción de nutrientes.
  • La salivación se transforma y se torna muchas veces inadecuada con el alimento que se está incorporando.
  • Aumenta la cantidad de grasa en el organismo, en tanto se pierde densidad de tejidos y de masa muscular.
  • Disminuye la fortaleza ósea.
  • Disminuyen las capacidades de percibir sensaciones mediante el gusto y el olfato.
  • Las arterias se endurecen, se concentra el colesterol.

Todas estas transformaciones tienen un alto impacto en la forma en la que un adulto mayor come y en cómo debería hacerlo. Frente a esta situación, pasamos a darte algunos consejos para que apliques en el cuidado de ancianos que puedas tener a cargo y así ayudarles a tener una alimentación en la tercera edad saludable.

 

Consejos prácticos para una mejor alimentación en adultos mayores

Es importante establecer una dieta para el abuelo que contemple diversidad de nutrientes. No es tan relevante sin embargo la cantidad de comidas, aunque los expertos aconsejan dividir entre 3 y 5 instancias. Es mejor un poco varias veces al día que un par de atracones.

Una alimentación en la tercera edad adecuada debe incluir proteínas, grasas, vitaminas, minerales (calcio y hierro fundamentalmente), fibras y, especialmente, mucha agua.

Esto se logra en gran medida con un proceso como el siguiente:

  1. Ingiriendo grandes cantidades de agua. Ocho vasos por día es el mínimo recomendado por los especialistas en nutrición.
  2. Ampliando el consumo de alimentos naturales y frescos como frutas y verduras.
  3. Incorporando cereales. Ayudan al funcionamiento del sistema digestivo, reduciendo el riesgo de estreñimiento y de enfermedades como la diabetes II.
  4. Evitando el exceso de grasas y de comidas fritas. Se debe tener cuidado con las carnes muy grasientas (preferibles blancas que rojas, por ejemplo), la mantequilla y los lácteos enteros.
  5. Limitando consumo de sales y azúcares a cantidades adecuadas.
  6. Reduciendo y, si es posible, eliminando el consumo de alcohol, sustancia que disminuye el apetito e interfiere con la acción de medicamentos.

 

Comentarios finales

Estos seis puntos que te hemos dejado aquí surgen de las recomendaciones de expertos en nutrición en la tercera edad. En la medida en la que puedas afectar la vida de tu ser querido en vejez logrando que incorpore estos hábitos, su salud y su ánimo mejorarán.

Y ten en cuenta que, si mejora su ánimo, será un círculo virtuoso que lo impulsará a estar cada vez mejor y cada vez más alejado de las enfermedades típicas de esta muy especial etapa de la vida.

Sabes que en Maid in Barcelona estamos a disposición para acompañarte con el cuidado de ancianos que estés requiriendo. Si no tienes tiempo para ocuparte de que tus abuelos lleven adelante una buena alimentación, tal vez sea una buena idea analizar la contratación de un servicio profesional que se encargue de las cuestiones operativas para que tú te ocupes de las afectivas.

Recuerda que estas últimas son las irremplazables para ellos y para ti. ¡Hasta la próxima!