CUMPLIMOS ESTRICTAMENTE CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD E HIGIENE PARA GARANTIZAR LA OPTIMA LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN DE SU HOGAR Y ESPACIO DE TRABAJO.

T. +93 116 26 93   –   M. +34 663 96 99 00

28 junio, 2021
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Ley de Dependencia Cataluña

Desde el año 2007, en todo el territorio español, rige la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, que se suele conocer popularmente en esta comunidad como Ley de Dependencia Cataluña.

¿Qué es y cómo puede ayudarme la Ley de Dependencia Cataluña?

La Ley de Dependencia garantiza atención a domicilio a todas aquellas personas que puedan demostrar que no gozan de autonomía, ya sea por enfermedad o cuestiones relativas a la edad.

En Cataluña el organismo encargado de aplicar y llevar adelante esta normativa es el SAAD (Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia), el cual forma parte del Sistema público de servicios sociales.

Esta ley es fundamental para el bienestar de un grupo social muy afectado y poco visibilizado, el de más de 2 millones de españoles que requieren asistencia diaria ya sea en mayor o menor medida.

Las personas con dependencia sufren a diario limitaciones e imposibilidades y, por ende, necesitan la ayuda de la función pública y del resto de la sociedad.

Mediante este instrumento, el Estado asiste a las personas en dependencia unas veces directamente con los servicios de atención a domicilio, en tanto otras veces con ayudas económicas para que logren costear los servicios personalizados de un profesional.

¿Qué tipo de ayudas ofrece la Ley de Dependencia Cataluña?

El objetivo propuesto es el de mejorar la autonomía de la persona, facilitando su reincorporación a la vida en comunidad, satisfaciendo así al paciente en todas las necesidades posibles.

Las ayudas pueden ser en forma de servicios o económicas, y se brindan según el grado y nivel de dependencia y la solvencia económica de la persona solicitante.

Las ayudas en forma de servicios, que son prioritarias, incluyen:

  • Ayuda en el domicilio: Concurrencia al hogar del paciente de un profesional para apoyarle en las actividades diarias.
  • Centros de día y de noche: Atención integral a la persona con dependencia en un centro durante horas específicas del día.
  • Atención residencial: Se trata de servicios personales o sanitarios en centros habilitados para tal fin.
  • Teleasistencia: Uso de herramientas tecnológicas para tratar situaciones de aislamiento, soledad, depresión, entre otros.

Las ayudas económicas, por otra parte, están destinadas a aquellas personas que no han podido acceder a ninguno los servicios públicos o privados disponibles. Se trata de, principalmente, tres herramientas:

  • Ayuda para pagar un servicio de cuidados: Se le otorgará al paciente el dinero necesario para contratar un servicio, siendo controlado por la administración pública.
  • Ayuda para un cuidador no profesional: Hay casos donde las partidas son asignadas a personas que son asistidas por un amigo o un familiar. Esta persona cuidadora no profesional deberá estar registrada debidamente en la Seguridad Social.
  • Ayuda para asistencia personal: La persona en dependencia puede recibir una ayuda económica para contratar a una persona que lo acompañe en el centro educativo o laboral, o que le acompañe con las actividades diarias.

¿Quién puede acogerse a la Ley?

En principio, pueden solicitar esta ayuda las personas:

  • que puedan demostrar dependencia; esto es, por ejemplo, que no puedan vestirse solas, preparar su comida (o mismo comer), salir a la calle por compras, e incluso aquellas que no sean capaces de tomar decisiones por sí mismas.
  • el motivo de la dependencia puede ser diverso: obesidad, enfermedad neuronal, discapacidades físicas como pérdida de un miembro, entre otros. Es importante destacar que la Ley de Dependencia distingue entre diferentes grados y niveles de dependencia, los cuales son supervisados y asignados por autoridades competentes.
  • las personas con dependencia deben tener cinco o más años de residencia, de los cuales dos deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.
  • en el caso de niños menores de 5 años los años de residencia le son exigidos a los tutores.
  • para los menores de 3 años la Ley establece medidas de atención y de protección especiales.
  • la situación económica de la persona con dependencia no es una variable para considerar; tanto una persona de pocos recursos como una de muchos tendrán el mismo derecho de acceso a esta ley.

¿Cómo y dónde puedo encuadrarme para solicitarla?

La persona que necesite recibir las ayudas contempladas en la ley de Dependencia Cataluña debe pedirlas a la Generalitat. Para esto deberá presentar la solicitud en alguno de los servicios sociales del distrito, municipio o consejo comarcal o también puede hacerlo en los puntos de atención ciudadana de la Generalitat de Cataluña.

El formulario está disponible en la web de la Generalitat: http://www.gencat.cat/dasc. Una vez descargada y completada la solicitud, deberá presentarla en los lugares mencionados en el párrafo anterior.

Esperamos que tanta información te haya sido útil para conocer esta valiosa ley de la cual disponemos en España. ¡Desde Maidin Barcelona quedamos a tu entera disposición por dudas o consultas que puedes tener acerca de esto!